Marta Sahagún de Fox, filántropa, conferencista, defensora de los grupos vulnerables, política y ex primera dama de México

Con una vida familiar plena, distinguida por su cálida forma de ser y trato sencillo, Marta Sahagún, comparte en entrevista desde Centro Fox a LF La Revista, cómo ha sido su labor al frente de “Vamos México” y lo importante que es conectar con las nuevas generaciones a través del conocimiento y una visión más consciente, en la que día a día se promueva a una sociedad más humana y congruente.

Siendo reconocida a nivel nacional e internacional como una de las mujeres mexicanas más importantes e influyentes en la historia político-social del siglo XXI en México, Marta se describe como: “un ser humano con una vida llena de retos, alegrías, tristezas, éxitos y fracasos…sumamente bendecida”, compartió llena de júbilo y en exclusiva desde León Guanajuato, a donde viajamos para entrevistarla.

 

Por: Cricel Cortés /Foto: Omar Martínez y Carlos Alonso / Producción multimedia: Adrián García

Locación: Centro Fox / Coordinación de Especial: Alejandra Jiménez y Rafael Cisneros

 

“Soy una mujer plena y afortunada. Siempre he sido positiva, espiritual y con mucho que agradecer a Dios y la vida”, respondió Marta Sahagún, quien tiene una vida inspirada fundamentalmente en el amor a su familia y servicio a los demás a través de Vamos México y Centro Fox, -que hoy por hoy- son sus principales motores de vida.

Fue así como dio inicio la entrevista en la que compartió su visión hacia el futuro y la importancia que tiene conectar con los jóvenes.

“Me siento muy contenta porque hoy se encuentran aquí en Centro Fox, una organización de la que me siento orgullosa porque promueve el desarrollo y liderazgo en niños, jóvenes y adultos, por medio de programas que están especialmente dirigidos a ellos. Quiero compartirles que estamos de manteles largos celebrando el 20 aniversario de “Vamos México”, un proyecto que surgió en mi vida con el objetivo de promover la participación y el compromiso social en nuestro país” dijo.

 

Marta en qué momento de tu vida te encuentras

“Creo que en un momento de madurez, de claridad y de saber qué quiero. Estoy en un momento maravilloso, con una familia bien formada, donde mis prioridades son claras; siendo mi familia mi principal empresa y fundación Vamos México, la misión que hace 20 años elegí para contribuir a mi país”.

 

Háblanos de fundación Vamos México

“Es una organización social sin fines de lucro que inició actividades el 24 de septiembre de 2001, motivo por el que celebraremos el 20 aniversario con el foro “Sumando por México”, el cual en su tercera edición se llevará a cabo el 27 de octubre de este año en Centro Fox.

Tras la crisis de salud mundial que estamos viviendo, hoy sabemos que ante la muerte somos todos iguales, no hay distingo y por ello este foro convoca al sector filantrópico, empresarial, académico y gobierno, en una firme creencia; de conectividad y colaboración. Me parece que hoy más que nunca es importante estar interconectados y colaborar unos con otros si queremos tener una mejor comunidad con ciudadanos más responsables y conscientes”.

 

En qué cree Marta

“Creo en el amor, en la integridad, en los valores y en que la unidad, la libertad y respeto a la dignidad de cada ser humano no es negociable, con nadie y bajo ninguna circunstancia”.

 

Dónde inició tu pasión por servir

“Fui educada por monjas del Colegio América de Zamora, Michoacán. Algo que agradezco profundamente como parte de mi formación, porque fue una educación muy apegada a los valores. Recuerdo que íbamos al catecismo, visitábamos las colonias que más lo necesitaban, y después de los 12 años podíamos elegir qué queríamos hacer como obra social, yo elegí visitar a las presas, las mujeres que estaban en las cárceles. Eso marcó mi vida para siempre, porque aunque era una niña, comprendí que la labor social es hacia quienes más lo necesitan o menos tienen. Desde entonces supe que esa sería una de mis grandes pasiones en la vida”.

Marta Sahagún en su oficina en Centro Fox

 

De quiénes aprendiste la generosidad…

“Creo firmemente en la formación de las personas, en la que cada uno recibimos desde el hogar. Soy de Zamora Michoacán, un lugar muy pequeño y hermoso. Ahí mi padre era médico del pueblo y mi madre una mujer dedicada al hogar, siempre muy inquieta -trabajando en obras sociales-, estudiando permanentemente y dándonos ese ejemplo, de lo que era una mujer moderna que se ocupaba en diversas actividades. De ellos aprendí la generosidad y que uno de los caminos más cortos a la felicidad es servir a los demás. Esto fue lo más valioso de mi niñez. Recuerdo que el consultorio de mi papá estaba en nuestra casa, -después- en el año de 1961 él fundó el primer hospital privado en toda la región. Es grato recordar que en el consultorio de mi papá habían dos letreros; uno que decía “la consulta cuesta cinco pesos, pero si usted no los tiene no se preocupe que de todos modos el doctor lo va a tender”, y el otro tenía este mensaje “el doctor no da consulta de 2:30 pm a 4:30 pm”, este último se debía a que comíamos juntos. En casa aprovechábamos la hora de la comida para convivir en familia. Somos seis hermanos y siempre tuvimos esa fortuna; convivir y dialogar en la mesa”.

 

Respecto a la política, cómo fue esa etapa para ti…

“Trabajé en política desde 1988 participando de forma activa en varias campañas. En 1993 intenté ser presidenta municipal de Celaya, perdí y después de eso me incorporé a la campaña que Vicente realizó como candidato a la gubernatura de Guanajuato. A partir de ahí fue que me integré a su equipo de trabajo, para luego trabajar en la campaña rumbo a la Presidencia de la República. Cuando obtuvimos el triunfo formé parte del equipo de trabajo de Los Pinos, donde orgullosamente fui la primera mujer vocera del Gobierno Federal así como la primera mujer que en Guanajuato dirigió el departamento de Comunicación al igual que en Los Pinos.

Cuando me convertí en esposa de Vicente, no podía seguir trabajando como parte del gobierno. Recuerdo que en esos días me hicieron una entrevista por nuestro matrimonio y me preguntaron, ahora qué sigue para ti Marta –para lo que respondí- tres cosas de las que me siento orgullosa como mujer: Uno, no seré un adorno de Los Pinos, considero que puedo sumar de otra forma. Dos, más que estar detrás de Vicente, lo que me motiva es trabajar a su lado. Siempre he creído que hombres y mujeres tenemos capacidades diferentes y que somos maravillosamente complementarios, además me parece que para el mundo es importante el soporte y la visión de la mujer. Y tercer punto, quiero escribir mi propia historia porque creo en ello.

En ese entonces decidí crear Fundación Vamos México, que en septiembre cumplió 20 años de servicio y que al día de hoy conserva las mismas líneas de acción con las que se creó: salud, educación, desarrollo humano, comunitario y liderazgo”.

 

Tras una vida de inspiración y éxitos, cómo te describirías…

“Como una mujer plena, afortunada, bendecida y con mucho que agradecerle a Dios y a la vida. Tengo la mirada siempre puesta en el futuro, no me atranco en el pasado y suelo ser muy positiva y espiritual”.

 

Cómo transmites tu experiencia y conocimientos a las nuevas generaciones y a tus nietos

“La mejor forma en que puedes transmitirlo es a través de tu forma de vida, siendo congruente, actuando conforme a lo que piensas y siendo fiel a tus valores, aunque a veces cuesta trabajo. Tengo diez nietos con los que llevo una relación maravillosa, mi marido tiene ocho, así que en total sumamos dieciocho. Guardo gratas e inolvidables experiencias con cada uno de ellos. Eso me hace sentir feliz”.

“La columna vertebral del foro con el que celebraremos el 20 Aniversario de Fundación Vamos México,  serán: la conectividad, la colaboración y la inspiración. Con lo que hemos vivido tras esta pandemia, percibo al mundo y a México sin esperanza, por ello con gran ilusión preparamos paneles y conferencias importantes, donde participarán los influencers Diego, Farid y Jessica, quienes darán importantes mensajes a la juventud”.

 

Qué mensaje te gustaría enviar

“Quiero agradecer a LF La Revista este espacio para compartirles de fundación Vamos México, de Centro Fox y de mí. A los lectores quiero invitarlos a que no se pierdan la felicidad de poder ayudar a los demás, dense la oportunidad de darle una caricia o un abrazo a alguien que está sufriendo o que tiene una carencia, ¡no todo lo que podemos dar es económico!

Me gustaría que tengas presente que puedes dar no sólo lo que te sobra sino también lo que te hace falta, -en el momento que te das esta oportunidad- ya no hay vuelta atrás –porque descubres un entorno que no es económico sino de bendiciones donde abunda luz y cariño, -algo que no necesitan decírtelo-, tú lo sientes porque te llena el alma y tu vida para siempre. Por eso, te invito a que te des la oportunidad de servir a otros y realizar obra social; sé cariñoso con quienes tienes al lado”.

Cricel Cortés y Martha Sahagún en Centro Fox
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Puede Interesarte También

Vero Barrera de Magallanes

Presidenta de la Comisión de Mujeres y Voluntariado de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), delegación Querétaro, licenciada en Relaciones Internacionales

Leer Artículo »